Buscar

03 enero 2017

PROPÓSITOS PARA EL NUEVO AÑO

Hoy, como todos los días uno de Enero de cada año, un alto porcentaje de personas elabora una lista –bien de modo mental o escrito- en la que enumera un buen número de propósitos, que en su mayoría, pertenecen a los que se proyectaron en años pasados y que nunca llegaron a cumplirse.

“He de hacer ejercicio físico, comer más verduras y frutas, adelgazar, aumentar las horas de sueño, llamar a fulano o zutano y tratar de vernos, organizar mejor mi trabajo, no tomarme las cosas por la tremenda, etc. etc.”. El aprendizaje del inglés lo he suprimido por recurrente y por imposible y en cuanto al tabaco, por fortuna, hay muchas personas, sobre todo en nuestra edad, que se desengancharon del vicio.

En todas ellas la voluntad de llevar a cabo estos planes es sincera, y en ocasiones, incluso, se inician con fuerza en los primeros días, fuerza que va perdiendo fuelle a medida que transcurre el calendario y termina por agotarse en un tiempo breve.

Solo como sugerencia ¿Y si hiciéramos la lista al revés? La de plantearnos no realizar todas aquellas cosas que sabemos deberíamos de hacer. Dada la natural tendencia del ser humano a llevar a cabo lo contrario a lo que le conviene, quizá termináramos por cumplir la lista en negativo de aquello que, en el fondo, es positivo para nosotros. ¡Qué lío he formado!

Bueno, en cualquier caso, de este modo no nos sentiríamos frustrados por no ser capaces de acometer y aprobar las asignaturas pendientes en la que cada año, indefectiblemente, nos suspenden. ¡BUEN AÑO 2017!


MAYTE TUDEA.
1-Enero-2017




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor: Se ruega no utilizar palabras soeces ni insultos ni blasfemias, así todo irá sobre ruedas.