Buscar

31 marzo 2017

Mi mañana del Miércoles Santo


Uno, que es foráneo, disfruta de la Semana Santa malagueña a su manera. Y, aunque admiro la mayoría de los acontecimientos (pregones, traslados, procesiones, etc..) que en ella se celebran, tengo especial predilección por algunas de los actos que ocurren en la mañana del Miércoles Santo. De modo que expongo aquí mi programa para esa mañana.


Sobre las 9.00 voy a desayunar chocolate con churros -de los mejores de Málaga- a una modesta churrería en la calle de La Paloma, semiesquina con avda. de Velázquez; o, en su defecto, en el centro, en La Recoba; un curiosísimo establecimiento situado junto a la iglesia de San Juan, actual sede de las Fusionadas.


Repuestas fuerza, me dirijo a Sto. Domingo, a admirar sus imágenes y la espectacular Guardia Legionaria al Cristo de la Buena Muerte (Mena).



  De allí parto a San Juan donde se celebra la misa y posterior traslado del Cristo de Ánima de Ciegos por las calles del barrio, acompañado por los componentes de la Brigada Paracaidista con sus guiones y la banda de trompetas y tambores.


Me desplazo después a La Paloma para observar sus imágenes desde el balconcillo de la casa hermandad

 y la fila de niños que esperan pacientes su turno para recoger la cajita con la paloma en su interior que por la tarde soltaran al paso de la procesión de su Virgen.



Para finalizar mi programa me dirijo a la terraza del Pimpi  donde, con un Málaga Virgen en la mano, espero por si, como hasta hace unos pocos años, se desarrolla el concierto que la banda de música de Madrid realizaba






PEDRO

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor: Se ruega no utilizar palabras soeces ni insultos ni blasfemias, así todo irá sobre ruedas.