Buscar

30 mayo 2016

Gracias, por José L. Casado Toro



GRACIAS
José L. Casado Toro
El próximo martes, 31 de Mayo, finalizarán las actividades del Aula de Mayores en la Universidad de Málaga, correspondiente al Curso 2015-2016. De manera paralela, la Asociación de Mayores Amigos de la UMA también interrumpirá sus numerosas y formativas actividades, hasta el comienzo del próximo Otoño.
Efectivamente, AMADUMA ha realizado durante este curso, al igual que ayer y mañana, una estupenda y abnegada labor. Y ya es hora de personalizar, el incuestionable origen de ese plausible y continuo esfuerzo desarrollado. Los más de quinientos asociados abonamos nuestra cuota y participamos, o no, en unas u otras actividades. Pero detrás de éstas, se hallan muchas, muchas horas de sacrificio y dedicación, protagonizadas por cuatro o cinco compañeros quienes, ejerciendo la acción directiva, hacen posible que todas  esas muy instructivas visitas a organismos e instituciones culturales, empresariales y sociales, esos atrayentes viajes, dentro y fuera de nuestra querida Málaga, esas numerosas conferencias impartidas por cualificados especialistas, esa permanente difusión informativa, acerca de nuestros vínculos de estudio con la Universidad, esos sugerentes conciertos y representaciones teatrales, programados, para el disfrute anímico de nuestra sensibilidad musical y artística, esa hermosa labor solidaria para apoyar a las personas que sufren carencias materiales, a lo que habría que añadir las publicaciones on-line y en soporte papel, etc, puedan, en definitiva, ser una gozosa y espléndida realidad.
A estos compañeros, que dedican de manera admirablemente generosa, horas y horas de permanencia en la sede oficial de la Asociación y en el despacho ubicado en la Universidad, atendiendo a ese potencial del medio millar de asociados, ideando, programando, negociando, salvando dificultades, aplicando ilusión y tenacidad, frente al desánimo, la pasividad y no pocas incomprensiones, a todos ellos hay que agradecerles su patente generosidad por sacrificar tantas y tantas horas, en el día a día de su privacidad.
Habrá momentos de aciertos y también de errores, pero lo que, con sensatez, nadie debería obviar es que esas muy numerosas actividades, que hemos gozado durante este curso y también en los años anteriores, difícilmente habrían sido posibles sin su ejemplar esfuerzo, diario y abnegado. Cualquier objetivo de la programación, sea cual fuere su naturaleza, conlleva tal complejidad de dificultades que realmente sólo son conocidas por quiénes entregan su tiempo a fin de que el mismo pueda ser llevado a efecto para el disfrute de todos los asociados. Por todo ello, y es de justicia hacerlo, estos compañeros de la Junta directiva merecen el reconocimiento, la valoración y, por encima de cualquier otra consideración o discrepancia, nuestro profundo agradecimiento y sincera amistad por su encomiable labor.-




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor: Se ruega no utilizar palabras soeces ni insultos ni blasfemias, así todo irá sobre ruedas.