Buscar

08 enero 2011

REFLEXIONES DE INVIERNO ( 3 )

Francisco Oses
Enero 2.011

Una vez finalizado 2.010, año repleto de acontecimientos de luces y de sombras, que se fue dejando en todos los estadios de nuestras vidas recuerdos imperecederos.

Cada cual va a contar su vida como la feria de Sevilla, según le va, o dependiendo de color del cristal conque se mira.

Pero dejando las historias que cada uno podríamos aportar, todas importantísimas desde luego, voy a escoger como polémica del año la protagonizada sobre el origen del Universo .

En el libro “El Gran Diseño” sus autores S. Hawking y L. Mlodinow , sostienen que para explicar el origen del Universo no hace falta invocar a Dios, que para eso están las leyes de la Física suficiente para comprender cómo se creó el cosmos. Algunos colegas le han respondido inmediatamente. La ciencia no excluye necesariamente a Dios.

No es mi intención reprochar ni ésta ni otras de las afirmaciones que seguirán, pero no sería el único que no comparta una afirmación tan rotunda. La iglesia Anglicana, la católica, los ateos, los judíos los agnósticos y musulmanes han rebatido abiertamente la tesis atea del libro. La ciencia y la fe pueden completarse porque son formas de mirar al mundo. Salvo que me expliquen mi error yo me quedo con las palabras de Jonathan Sacks, judío nada sospechoso de la comunidad británica. “ La ciencia trata de explicar y la religión de interpretar “ . A la Biblia no le interesa cómo se creó el Universo. La ciencia desarticula las cosas para ver como funcionan, la religión las junta para ver qué significan. Son dos empresas intelectuales distintas”.

Rowan Williams arzobispo de Canterbury asevera que “ la Física por si sola no resolverá la cuestión de porqué existe algo en lugar de la nada”.

Muchos investigadores en los que abundan filósofos, teólogos e incluso físicos, reprochan a Hawking que intente crear un enfrentamiento entre ciencia y religión . Quiera o no, puede situar a los lectores en bandos diferentes. Como cuando afirma a la Física como única disciplina a creer en las cuestiones sobre el origen y evolución del cosmo y que “La filosofía está muerta”

El que haya aparecido en nuestras librerías cuando el anterior año se despedía, es de una riqueza indiscutible como divulgación científica. A los físicos les ha salido una competencia a tener en cuenta, la neurociencia. Ha empezado una carrera de vértigo en busca de la verdad.

No se si un acelerador de partículas encontrará antes al relojero, o en las zonas silentes se verá la luz. Lo que si va a ser muy difícil es matar la libertar de pensar, creer y decidir.

1 comentario :

  1. Varias acotaciones:
    1.- ¿Por qué el ser y no la nada?. es un pensamiento de Heidegger, filósofo existencialista del siglo XX.
    2.- No sé qué puede aportar la neurociencia al origen y la evolución del universo.
    3.- La libertad de pensar y de creer nadie la discute, otra cosa es que sea verdadero lo que se piensa o sea viable lo que se cree.
    Saludos.
    Tomás.

    ResponderEliminar

Por favor: Se ruega no utilizar palabras soeces ni insultos ni blasfemias, así todo irá sobre ruedas.